¡Bienvenidos a Illuman!

Queremos invitar…

Como una fraternidad para la espiritualidad de los hombres, damos la bienvenida a hombres de todas partes del mundo: de ascendencia africana, asiática, europea, latinoamericana, de las Primeras Naciones en esta tierra y en el extranjero; nativos y personas de ascendencia mixta y múltiple y de todos los idiomas. Les decimos "bienvenidos".

Damos la bienvenida a los hombres de todas las partes del continuo de la identidad y expresión de género, sin prejuicios sobre la orientación sexual, el estado de vida, si son sexualmente activos o célibes, y todos aquellos para quienes no se aplica ninguna etiqueta. Les decimos“bienvenidos”.

Damos la bienvenida a personas con todas las capacidades y desafíos físicas. Aquellos que viven con alguna condición médica crónica, visible o invisible. Les decimos"bienvenidos".

Damos la bienvenida a las personas que se identifican como activistas y a las que no se identifican como tal. A místicos, creyentes, aventureros y a todos quienes están en la búsqueda de todo tipo. Personas de todas las edades, y a todos los que hacen posible que participemos en este trabajo. Les decimos "bienvenidos".

Damos la bienvenida a todas las emociones: alegría, miedo, dolor, satisfacción, desilusión, sorpresa y todo lo demás que fluye a través de nosotros. Les decimos "bienvenidos".

Damos la bienvenida a nuestras familias, biológicas y de otro tipo. A nuestros seres queridos que han muerto; a nuestros antepasados ​​y a las futuras generaciones. A los antepasados ​​que vivieron en esta tierra, en este lugar, donde ahora están estos edificios… los honramos a través de este trabajo que estamos realizando. Les decimos "bienvenidos".

Damos la bienvenida a los hermanos que se sienten quebrantados, perdidos, luchando; que sufren de dudas y de autocrítica. Les decimos "bienvenidos".

Damos la bienvenida a las plantas, que nos sustentan y nos dan la vida misma; que estén a salvo, y protegidas, y que se les rinda el honor necesario y merecido. Les decimos "bienvenidas".

Al mundo de tierra, de rocas, de piedras y de arena; el cimiento sobre el cual nos paramos, que todos estos estén a salvo, que sean protegidos y honrados. Le decimos "bienvenidos".

Al mundo del agua, que corre por las venas de todos los seres vivos y sustenta la tierra de la que dependemos para nuestra propia supervivencia. Que esté sana y salva, protegida, y que sea honrada. Le decimos "bienvenida".

Damos la bienvenida a todos los seres que habitan esta tierra, incluyendo a la raza humana: los seres de dos patas, los de cuatro patas, seres alados y con aletas, los que caminan, vuelan y se arrastran, por encima y por debajo del suelo, en el aire y en el agua. Les decimos "bienvenidos".

 

Adaptado de: la bienvenida de la diversidad: Training for Change