Planet Earth

Marzo 29, 2020

Hermanos de todo el mundo,

¡Honrando nuestras prácticas del Concilio, les escribimos desde el corazón y seremos breves de expresión!

Doce hombres de siete países que auspician el trabajo inspirado en las enseñanzas de Richard Rohr y M.A.L.Es, han formado un Concilio de Sabiduría Global que tiene como objetivo tejer nuestras aspiraciones comunes de aterrizar de nuevo la práctica masculina para servir verdaderamente nuestros tiempos. Nos reunimos, virtualmente, el 23 de marzo de 2020.

Al momento de escribir este artículo, 29 de marzo de 2020, el coronavirus está afectando a 199 países y territorios, con 721,000 casos y 34,000 muertes. A principios de esta semana, India, con 1.300 millones de personas, impuso un bloqueo nacional.

Estamos viviendo en medio del final de una era y el comienzo de una nueva: un espacio y tiempo liminal verdaderamente global. Así como el Consejo no busca la última palabra, sino más bien ofrecer un testimonio activo y honesto, compartimos estas humildes reflexiones con ustedes como ánimo y estímulo.

Nuestro mundo nunca volverá a ser el mismo. Vivimos y experimentamos dolor, ira, miedo, incertidumbre, pérdida. Lamentamos esa pérdida. Las personas están nerviosas mientras esperan un "tsunami".

Al mismo tiempo, somos testigos del silencio en las calles, no hay aviones en el cielo y esto se traduce en nuevas experiencias en nuestras vidas. Escuchamos informes de que las aguas de los ríos están más limpias y de la disminución de la contaminación del aire.

¿Será que esta tranquilidad, que muchos de nosotros experimentamos ahora, nos permite repensar lo que es realmente necesario? ¿Somos capaces de aprender a vivir momento a momento?

Esta pandemia es una crisis global. No tenemos la oportunidad de decidir si queremos ser parte de ella o no. Entonces, démosle la bienvenida. Vivamos activamente en este espacio liminal global, por difícil que sea. Nuestro trabajo compartido en la Iniciación Masculina nos ha ofrecido la bendición, la curación milagrosa y la transformación que el espacio liminal ya nos ha otorgado. Recuerda: "¡Tu vida, no se trata de ti"!

¿No es desastroso considerar detener o incluso revertir un parto una vez que se ha iniciado? Del mismo modo, por extraño que parezca para nosotros como hombres, podemos ser llamados a servir junto a las mujeres como parteras para ayudar a que nazca la nueva realidad que emerge para nuestro planeta.

¿Realmente tenemos una opción? ¿Cuándo, si no ahora, nos veremos obligados a reenfocarnos, a reevaluar nuestra forma de vida, la forma en que funciona nuestra economía, la forma en que percibimos (y usamos) la naturaleza? ¿Cuándo, si no ahora, tendremos la oportunidad de cambiar de opinión y luego cambiar nuestra forma de actuar? Momentos como estos nos llaman a bailar no solo nuestro "baile de sobrevivencia" sino también intentar un nuevo "baile sagrado". ¿Deberíamos realmente esperar hasta el final de nuestras vidas para arrepentirnos de una manera como: "Me gustaría haber tenido el coraje de ..."?

Compartamos nuestra vulnerabilidad como uno de nuestros mejores regalos. La vulnerabilidad genera confianza. La confianza global es lo que necesitamos y puede formar la base indestructible para una nueva forma de estar el uno con el otro. La confianza conducirá a una nueva economía, no a una economía extractiva que conduzca a la muerte, sino a una economía recíproca que mejore la vida de toda la humanidad en plena aceptación del mundo más allá del puramente humano. Y recuerden, el cambio ocurre a la velocidad de la confianza.

Volvemos a comprometernos con nuestras cinco piedras angulares: Centrarnos, Reunirnos (practicando distanciamiento social exigido en estos tiempos), Conectarnos, Liberarnos y Servir. Estos dan lugar a manantiales de compasión en acción apropiados para las exigencias de estos tiempos.

No convirtamos este tiempo de "distanciamiento físico" necesario en distanciamiento social. Por el contrario, ¡necesitamos comunidad y conexión ahora más que nunca! Por favor comparta formas prácticas de conectarse con otros hermanos. Aquí hay una iniciativa: http://virtualcouncil.org. Hombres de muchos países se están conectando a través de Concilios Virtuales.

Estamos inmensamente agradecidos por nuestros lazos de nuestra hermandad compartida. ¡Hacemos eco de las maravillosas palabras que el poeta David Whyte escribió en 1996, irónicamente, al mismo tiempo que Richard Rohr y Stephen Gambill ofrecieron los primeros Ritos de paso para hombres!

 


Panes y Peces

Esta no es
La era de la información.

Esta no es
La era de la información.

Olvida las noticias
y la radio
y la pantalla borrosa.

Este es el tiempo de los panes
y los peces

La gente tiene hambre
y una buena palabra es pan
para las multitudes.

~ David Whyte


Concilio de Sabiduría Global
Hombres como Estudiantes y Ancianos (M.A.L.Es)
29 de marzo de 2020